Taryn y las ballenas del mar

Taryn y las ballenas del mar

Cuento de Taryn y las ballenas del mar

El día de hoy te voy a contar el cuento de Taryn y las ballenas del mar, una historia que nos enseña a no prejuzgar a nadie antes de conocerlos.

Había una vez, una princesa llamada Taryn. Ella era una sirena con el cabello rojo y ondulado. Era muy hermosa. En el fondo del mar, era necesario tener un rey o reina, así que los habitantes la escogieron como reina.

Ella aceptó con mucho gusto, y les dijo “Gracias a todos, daré lo mejor de mí para no defraudarlos.” Pero esta bella princesa ocultaba un oscuro y terrible secreto.

Ella odiaba a las ballenas, no sólo no soportaba verlas, sino que las despreciaba por su gran tamaño y porque pensaba que no eran elegantes, ni bonitas.

La realidad era que Taryn era una sirena muy intolerante, que no respetaba a las demás especies que la rodeaban. Pero disimulaba este gran defecto y sus malos pensamientos con una sonrisa muy dulce.

Entonces llegó el día, en que fue coronada reina. Todos estaban muy alegres porque la consideraban dulce y tierna.

La importancia de la compañía

La importancia de la compañía

Conoce el cuento La importancia de la compañía Hoy te platicaré de La importancia de la compañía de personas que ...
Leer Más
Tifón y la ballena

Tifón y la ballena

Conoce todo acerca del cuento Tifón y la ballena Hoy te contaré el cuento Tifón y la ballena, una hermosa ...
Leer Más
La princesa que no quería nadar

La princesa que no quería nadar

Conoce el bello cuento de La princesa que no quería nadar Hoy te voy a contar un hermoso cuento llamado ...
Leer Más
El ratón tranquilo

El ratón tranquilo

Conoce el cuento de El ratón tranquilo Hoy te voy a platicar acerca del cuento de El ratón tranquilo, una ...
Leer Más

El fondo del mar se encontraba en un periodo de mucha paz y armonía, todos convivían: los peces, delfines, cangrejos, ballenas, sirenas… Vivían serenos desde que los tiburones, que eran los más peligrosos de ahí, se fueron a otro lugar.

No tardó mucho en demostrar su verdadera identidad. Un día después de que fue nombrada reina, mandó a encarcelar a las ballenas, con la excusa de que representaban un peligro para la tranquilidad de su reinado.

Ella afirmaba que eran agresivas. Todos creyeron en sus palabras, sin pensar en que las ballenas nunca habían sido malas con ellos.

Ellas trataron de defenderse, pero todo el mundo gritaba “¡Encierren a esas peligrosas ballenas!”

TARÍN Y LAS BALLENAS DE MAR

Poco a poco, todas las ballenas del fondo del mar fueron encerradas en la cárcel. Los tiburones fueron convocados de regreso para que impusieran el orden entre los habitantes, y cuidaran que no se escaparan las ballenas.

Pero no fue suficiente, porque el tamaño de las ballenas podía intimidar hasta al tiburón más valiente de todos.

Gracias a que los intimidaban, lograron que se fueran muy lejos de nuevo. Una vez que ya no había ningún tiburón, escaparon lo más lejos que pudieron. Viajaron por días para alejarse del cruel reinado de Taryn.

Cuando notaron la ausencia de las ballenas, todos se arrepintieron profundamente, ya que el ambiente se volvió muy difícil. Sin ellas no podían alimentarse, y Taryn se arrepintió de haber subestimado su presencia por su ignorancia.

Después de ver el desorden que había provocado por su capricho de no querer a las ballenas cerca, se sintió muy triste. Convocó a una reunión para todo el pueblo, en donde quería resolver la situación.

“Me siento muy preocupada por la difícil situación que estamos viviendo. Yo provoqué esta diferencia entre las ballenas y los demás habitantes del mar, y estoy muy arrepentida.”

“Ahora entiendo que haber iniciado una guerra con ellas fue un gran error, y que son necesarias en este lugar. La culpa es totalmente mía.”

Pero sus palabras no lograron confortar a los habitantes del mar. Todos se sentían muy culpables por la forma en que habían dudado de las ballenas. Hasta los tiburones, que solían ser muy rudos, se encontraban llorando por lo que habían hecho.

TARÍN Y LAS BALLENAS DE MAR

“Pensamos que las ballenas querían atacarnos, y luchamos contra ellas, con lo que sólo logramos asustarlas. Creímos ciegamente en las palabras de Taryn, pero ahora queremos vivir en paz, unidos con ellas, y con todo ser vivo que habite en el mar.

Con ayuda de distintos animales, pudieron ubicar a las ballenas, y fueron por ellas tan rápido como fue posible.

Todo el pueblo acudió a pedirles disculpas, y como recibieron tanta aceptación, decidieron volver a vivir con ellos, sin guardarles rencor, porque sabían que estaban bajo la influencia de Taryn.

Al llegar, Taryn las recibió con muchas disculpas y con muchas ganas de que todos vivieran en paz en el mismo lugar.

Dale clic y leé el cuento Navidad en la Ciudad

Facebook suíguenos
Tifón y la ballena

Tifón y la ballena

Conoce todo acerca del cuento Tifón y la ballena Hoy te contaré el cuento Tifón y la ballena, una hermosa ...
Leer Más
La princesa que no quería nadar

La princesa que no quería nadar

Conoce el bello cuento de La princesa que no quería nadar Hoy te voy a contar un hermoso cuento llamado ...
Leer Más
El ratón tranquilo

El ratón tranquilo

Conoce el cuento de El ratón tranquilo Hoy te voy a platicar acerca del cuento de El ratón tranquilo, una ...
Leer Más
RUNDO

Rundo y el colibrí

Conoce todo acerca del cuento de Rundo y el colibrí Esta es la historia de un loro llamado Rundo, que ...
Leer Más

Leave a Reply