Las nueces del bosque mágico

LAS NUECES DEL BOSQUE MÁGICO

Cuento de las nueces del bosque mágico

El día de hoy te contaré el cuento de las nueces del bosque mágico, un cuento que nos ayuda a entender el valor de ayudar a otros tiene su recompensa.

Había una vez un bosque hermoso que estaba escondido entre las montañas.

Todos los habitantes del bosque se encontraban muy apurados buscando provisiones para el invierno.

Pero había una pequeña ardilla que era muy simpática y trabajaba muy arduamente, más que todos los demás animales.

Se pasaba trabajando todo el día mientras que las demás personas del pueblo trabajaban sólo para conseguir lo necesario.

La ardillita había trabajado mucho durante tanto tiempo que su casa se encontraba repleta de nueces, y aún faltaba mucho tiempo para que comenzara el invierno.

La importancia de la compañía

La importancia de la compañía

Conoce el cuento La importancia de la compañía Hoy te platicaré de La importancia de la compañía de personas que ...
Leer Más
Tifón y la ballena

Tifón y la ballena

Conoce todo acerca del cuento Tifón y la ballena Hoy te contaré el cuento Tifón y la ballena, una hermosa ...
Leer Más
La princesa que no quería nadar

La princesa que no quería nadar

Conoce el bello cuento de La princesa que no quería nadar Hoy te voy a contar un hermoso cuento llamado ...
Leer Más
El ratón tranquilo

El ratón tranquilo

Conoce el cuento de El ratón tranquilo Hoy te voy a platicar acerca del cuento de El ratón tranquilo, una ...
Leer Más

Se dio cuenta de que tenía Las nueces del bosque mágico, eran demasiadas nueces, y se dio a la tarea de buscar en qué podía ocupar las muchas que le sobraban.

Después de darle muchas vueltas al asunto, se le ocurrió una idea que podía hacer feliz a mucha gente, y también a ella: hacer juguetes con Las nueces del bosque mágico sobrantes.

Se puso a pensar que muchos de sus vecinos se preocupaban demasiado por conseguir los alimentos para el invierno, y olvidaban hacerle los encargos a Santa Claus con anticipación.

LAS NUECES DEL BOSQUE MÁGICO

 Y esto se complicaba porque el bosque se llenaba de nieve, cubría todas las casas, lo que hacía imposible salir a última hora por los detalles que hicieran falta.

La ardillita tenía experiencia en muchos tipos de trabajo, ya que se pasaba toda su vida intentando diferentes actividades. Pero en ninguna tenía tanta experiencia como en hacer juguetes,

Muchas de estas veces, la ardilla había hecho los juguetes con todos los materiales que estaban en la naturaleza. Había utilizado hojas, ramas, bellotas, nueces. Esto no sería un problema para ella.

En cuanto terminó de recolectar las últimas nueces, comenzó a diseñar y armar las piezas. Era tan trabajadora que en un rato ya tenía listas algunas muñecas, coches y barcos.

Con pintura y pegamento logró terminar esta gran labor. Sus juguetes eran muy bonitos. Viendo que los primeros habían quedado tan lindos, decidió continuar haciendo más muñecas, e incluso se aventuró a hacer peluches.

 Aún faltaban varios días para la Navidad, así que tuvo mucho tiempo para hacer más.  

Por fin llegó el día de Nochebuena, y la ardillita terminó de hacer los juguetes. Terminó muy cansada pero se sentía muy feliz de haber hecho tan noble labor. 

Tan rápido como pudo, los envolvió y los llevó a la plaza que estaba en el centro del pueblo, en donde cada año se colocaba un enorme árbol, adornado con miles de luces de colores.  Era colocado desde el primer día de Diciembre.

Todos los habitantes ayudaban a decorarlos, y dejaban regalos debajo de él. La ardillita se acercó y dejó los juguetes junto a los demás regalos. Se veía lleno de regalos, y todos estaban muy emocionados.

“¡Espero que pronto vean estos juguetes, y todos los niños quieran llevarse uno a su casa!” se dijo a sí misma la ardilla.

Cuando terminó de acomodar los juguetes, emprendió el camino de vuelta a su casa. Estaba muy ilusionada por ver la cara de los niños.

LAS NUECES DEL BOSQUE MÁGICO

Al llegar a su casa se encontraba un poco más tranquila, y ahí notó que hacer todos esos juguetes había terminado con las nueces que tenía guardadas para el invierno. Pero a pesar de esto, no se arrepintió ni se sintió culpable.

La mañana siguiente, se despertó muy temprano, y se asomó por la ventana de su sala, que daba directamente al gran árbol. Observó con mucha emoción como los niños tomaban sus juguetes y se los llevaban con felicidad.

Algunos de ellos incluso jugaban con los carritos, las muñecas, los peluches o los barcos alrededor del gran árbol, mientras sus padres observaban agradecidos hacia la casa de la ardilla.

Había sentido un poco de preocupación porque su despensa estaba vacía, pero ese sentimiento desapareció al ver la escena que tenía justo enfrente. Su corazón estaba lleno de alegría.

LAS NUECES DEL BOSQUE MÁGICO

Gracias a que les había dado mucha felicidad ese día, todos los animales invitaron a la ardilla a comer a sus casas. ¡Ya no tenía que preocuparse por la comida del invierno!

Estas a un clic de leer el cuento llamado La mentira de María

Facebook suíguenos
Tifón y la ballena

Tifón y la ballena

Conoce todo acerca del cuento Tifón y la ballena Hoy te contaré el cuento Tifón y la ballena, una hermosa ...
Leer Más
La princesa que no quería nadar

La princesa que no quería nadar

Conoce el bello cuento de La princesa que no quería nadar Hoy te voy a contar un hermoso cuento llamado ...
Leer Más
El ratón tranquilo

El ratón tranquilo

Conoce el cuento de El ratón tranquilo Hoy te voy a platicar acerca del cuento de El ratón tranquilo, una ...
Leer Más
RUNDO

Rundo y el colibrí

Conoce todo acerca del cuento de Rundo y el colibrí Esta es la historia de un loro llamado Rundo, que ...
Leer Más

Leave a Reply