Una amistad puede salvarte

UNA AMISTAD PUEDE SALVERTE

Cuento llamado una amistad puede salvarte

El día de hoy te voy a contar el cuento llamado “Una Amistad puede Salvarte”, una historia acerca de la amistad y la lealtad.

La amistad es muy importante. Se trata del cariño que podemos tener hacia una persona de forma desinteresada, que se va fortaleciendo con el tiempo. Es un sentimiento muy bonito, y tiene mucha fuerza.

Cuando se tiene un verdadero amigo, los une un sentimiento muy particular, en el que no afecta que sean diferentes.

Puede con todas las adversidades, y puede surgir entre dos seres que ni siquiera pensaron que podrían tener un vínculo.

Este tipo de lazo era el que unía a las protagonistas de nuestra historia: una paloma y una hormiga. Ellas tuvieron una conexión muy fuerte que las hizo volverse inseparables.

Un día, la pequeña hormiga iba caminando por una gran ciudad. Llevaba varias horas caminando, así que de repente, tuvo mucha sed.

El oso Tosco y las abejas

El oso Tosco y las abejas

El cuento del oso tosco y las abejas te va a encantar. En un hermoso bosque de pinos, vivía un ...
Leer Más
EL PERRO Y SU COMETA

El perro y su cometa

Cuento del perro y su cometa Te presento el cuento de El perro y su cometa, una historia que nos ...
Leer Más
El pequeño canguro

El pequeño canguro.

Te va a gustar el cuento de este canguro. Una vez en la lejana Australia, nació un pequeño canguro que ...
Leer Más
El pequeño ciervo.

El pequeño ciervo.

Hoy hablaremos de el Pequeño Ciervo. Había una vez, en un bosque muy grande y lleno de árboles, un pequeño ...
Leer Más

Tanta, que tuvo que acercarse a un enorme charco que estaba bajo un puente para calmarla.

Como era un charco muy grande y profundo para ella, decidió subirse a un tronco que encontró cerca de la orilla. Con mucho cuidado, se subió a él y trató de tomar un poco de agua.

Pero cuando se acercó a la orilla, el tronco se giró hacia abajo, y la hormiga cayó hacia el agua. Estaba muy asustada, ¡nunca había aprendido a nadar y se encontraba a muchos kilómetros de su aldea de hormigas!

Una paloma que pasaba por ahí se dio cuenta de que había alguien en problemas en el charco.  Rápidamente bajó hacia el nivel del suelo, y se acercó a ver qué sucedía.

Vio como la hormiga intentaba salir, y se acercó para ayudarla. Pero no podía acercarse lo suficiente, así que tomó una ramita, la acercó tanto como pudo al charco, y con ella pudo sacar a la pobre hormiga.

UNA AMISTAD PUEDE SALVARTE

La llevó hacia el suelo firme, y cuando al fin pudo recuperarse, le agradeció con todas sus fuerzas.

“Te debo mi vida, querida paloma. Me viste desde muy lejos, e interrumpiste tus actividades para bajar hacia mí y ayudarme a no perder la vida. Muchas gracias.” Dijo la pequeña hormiga.

“Tranquila, no estás en deuda conmigo. Todos debemos ayudar a los demás en la medida de lo posible. Si ves a alguien en peligro, es lo primero que tienes que hacer: acercarte a ofrecer tu ayuda. “

“Estoy segura de que si hubiera sido al revés, tú te hubieras detenido a buscar la forma de ayudarme.”

Con esta frase, se despidieron y cada una se dirigió a su hogar.

No muchos días después, se presentó la ocasión de devolver el favor a la paloma: ahora esta se encontraba en problemas.

Ese día, un cazador decidió salir a buscar animales para cazarlos y comerlos. Pero no había tenido suerte. Solamente podía ver una paloma a lo lejos.

Podía observarla con la mira de su escopeta, y la estuvo siguiendo por mucho tiempo. En un momento, la paloma, que aún no había notado al cazador, se detuvo a descansar.

En ese momento el cazador pudo apuntar hacia ella, la tenía justo en el centro de la mira.

Pero de repente, sintió muchos pinchazos en todo el cuerpo, tuvo que soltar la escopeta, que cayó al suelo, evitando así que le disparara al ave.

UNA AMISTAD PUEDE SALVARTE

Comenzó a quitarse la chamarra y el suéter para intentar quitar lo que le causaba dolor. Al terminar, notó que su cuerpo estaba lleno de hormigas, y que ellas no paraban de morderlo.

Era la pequeña hormiga, correspondiendo al favor que días antes le había hecho la paloma.

Te dejo estos cuentos te pueden interesar.

¡El cazador huyó despavorido intentando sacudirse!

La paloma se acercó a la hormiga, y le dijo “Muchas gracias por salvar mi vida. ¿Cómo supiste que me encontraba en peligro?”

“Caminando cerca de aquí, pude verte volando desde mi aldea. Y cuando vi al cazador acercarse a donde bajaste a descansar, no dude en llevar a todos mis amigos para que te ayudaran.”

Ahora, ambas estaban a mano, y se habían llevado muy bien, así que decidieron continuar con su amistad por muchos años más.

Facebook suíguenos
EL ELEFANTITO BLANCO

El Elefantito Blanco

Cuento El Elefantito Blanco Hoy leeremos el Cuento El Elefantito Blanco, una historia que nos enseña a superar todo a ...
Leer Más
El buzón de Navidad

El buzón de Navidad

Estoy seguro que te gustara este cuento de navidad. Había una vez un niño llamado Simón que estaba muy contento ...
Leer Más
El cuento de los topos

El cuento de los topos.

Esta historia de los topos te va a dejar un gran mensaje. La historia comienza a los pies de un ...
Leer Más
El ratón y sus botones

El ratón y sus botones

Hoy te contare el cuento de El Ratón y sus botones. La historia de esta noche trata sobre un ratón ...
Leer Más

Leave a Reply